Skip to Main content

¿Qué es el consentimiento sexual?

Algunas personas piensan que el abuso es sólo físico, pero también puede ser mental, emocional o sexual. El abuso ocurre cuando, mediante amenazas, fuerza o presión, alguien es obligado a tener relaciones sexuales cuando no quiere hacerlo.

Aceptar tener relaciones sexuales con otra persona se denomina consentimiento. Forzar a otra persona a tener relaciones sexuales se denomina violación. Una de cada cinco mujeres y uno de cada 71 hombres han sido víctimas de violación.

El abuso es el uso de amenazas o presión para obligar a alguien a tener relaciones sexuales. Una de cada ocho mujeres dice que la presionan para tener relaciones sexuales. La mitad de todas las mujeres y un cuarto de todos los hombres han sido víctimas de un tipo de abuso sexual que no fue una violación.

El abuso sexual puede ocurrir cuando alguien está casado o saliendo con una persona. Puede ocurrir entre amigos, parejas del sexo opuesto y parejas del mismo sexo. Puede ocurrir junto con otros tipos de abuso. El abuso sexual puede traer como consecuencia problemas de salud tales como:

  • Infecciones
  • abuso de drogas y alcohol
  • depression
  • embarazos no deseados

Las dos personas deben estar de acuerdo para tener relaciones sexuales. Dar el consentimiento para un tipo de actividad sexual no significa darlo para todas. Está bien interrumpir la actividad sexual en cualquier momento.

Una actividad sexual no debe ocurrir si una persona:

  • dice "no" o "no sigas"
  • se aparta empujando con los brazos, patea o muestra que no desea tener relaciones sexuales
  • está demasiado ebria como para dar su consentimiento
  • tiene una incapacidad o no puede dar su consentimiento debido a esa incapacidad
  • no puede dar su consentimiento por alguna otra razón

Si usted, o alguien que conoce, es víctima de abuso sexual, puede recibir ayuda gratuita y confidencial. Llame al 1-800-656-HOPE o encuentre el programa de violencia doméstica de su área llamando al 1-800-799-7233/1-800-787-3224 (TTY para sordos).

Para obtener más información, visite: http://www.thehotline.org/.